Comunicación Verbal y Comunicación no Verbal

Comunicación Verbal

Normalmente, se utiliza para transmitir información que hace referencia a la realidad exterior, sobre lo que ocurre fuera, sobre hechos más o menos objetivos capaces de ser descritos.

El lenguaje verbal es un maravilloso sistema que nos permite intercambiar e interpretar una buena cantidad de información con una gran facilidad, de viajar a través del espacio y el tiempo de manera casi increíble; de esconder, controlar y cambiar la información; enmascarar la y de engañar, de manipularla, de crear mundos posibles, reales o de ficción; y por último, de reflexionar sobre el mismo lenguaje y la comunicación en general. De hecho, es este lenguaje lo que nos diferencia del resto de especies, ya que es un sistema de signos propio de la especie humana que denota que su inteligencia es superior a la de cualquier otra.

Este sistema de signos tan complejo no es igual para todos.

Dentro del lenguaje humano, encontramos las diferentes lenguas. Una lengua o idioma es un código de signos verbales que utilizamos para comunicarnos. Cada lengua está formada por un código de signos diferente; por eso, para que un acto de comunicación verbal tenga lugar sin problemas, todos los que participan deberían conocer el código de signos, es decir el idioma, que se está utilizando

Comunicación no Verbal

La comunicación no verbal es la emisión y recepción de signos activos o pasivos, constituyan o no comportamiento, a través de los sistemas no léxicos semánticos, objetuales y ambientales contenidos en una cultura, individualmente o en mutua reestructuración. Es decir, podríamos decir que la comunicación no verbal está formada por la emisión y recepción de signos no verbales que pueden ser comunes para las personas que pertenecen en una cultura, pero también pueden ser individuales o una combinación de los dos.

Tipos de comunicación a través del cual se transmiten y se reciben sentimientos y el sentido los mensajes hablados o escritos. Los mensajes no verbales se transmiten mediante gestos, efectos que acompañan a la pronunciación, expresiones faciales, contacto ocular, vestido, tacto, etc. “Esta manera de comunicarnos se utiliza principalmente para presentar nuestra identidad personal, nuestro estado de ánimo, nuestras emociones, motivaciones o el estado de nuestra relación.

Uno de los errores más comunes sobre este tipo de comunicación es entenderla como lenguaje del cuerpo o bien como toda aquella forma de comunicación que nos permite prescindir de las palabras. No podemos llamar a este tipo de comunicación lenguaje del cuerpo por dos razones: la primera es que no la podemos considerar lenguaje, ya que no hay un referente específico para cada elemento que forma parte; por ejemplo, una sonrisa es un símbolo de felicidad pero también de timidez y sumisión.

La segunda razón por la que no lo podemos llamar lenguaje del cuerpo es que en esta comunicación no sólo influye el cuerpo humano sino que también influyen otros aspectos externos como por ejemplo el espacio donde nos encontramos. Tampoco podemos definir la comunicación no verbal como forma de comunicación que nos permite prescindir de las palabras ya que hay una categoría muy importante dentro este tipo de comunicación, el paralenguaje. En esta categoría las palabras tienen mucho ver ya que lo que se analiza son el afecto que causan los diferentes aspectos de la voz que nos influyen a la hora de pronunciarlas.

Comunica bien aquella persona que es capaz de generar actitudes positivas a las otras y que por lo general cuenta con buenos valores morales.

Este hecho se puede lograr mediante el lenguaje verbal, pero lo que nos ayuda más conseguirlo y por tanto, la forma más eficiente de llevar a cabo, es mediante la comunicación no verbal. Hemos dicho que el lenguaje verbal, es utilizado mayoritariamente para transmitir informaciones objetivas sobre la realidad; mediante la comunicación no verbal en cambio, lo que transmitimos es nuestra identidad personal, nuestro estado de ánimo y nuestras emociones y motivaciones, por ello, a partir de ella es mucho más fácil generar actitudes positivas hacia los demás, ya que demostramos que somos unas personas empáticas.

Share This Post